translate - 翻譯 - traduire - अनुवाद - übersetzen - ترجمة - 翻訳する - перевести

COMPARTE

Contamos la Historia, los Misterios y las Leyendas de la Maravillosa Ciudad que ostenta los Títulos de "Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Invicta y Mariana Ciudad de Sevilla"

¡Te recomendamos una variada oferta de cómo visitar la ciudad de una forma diferente y divertida!

by Sevilla Misterios y Leyendas © 2016

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

23 de noviembre de 2014

La Torre del Cobre, de la Plata y del Oro

De todos son conocidas muchas de las torres que existen a lo largo de nuestra ciudad, las hay famosas como la Torre Alminar o Minarete de la Mezquita Aljama o Giralda de la actual Catedral de Sevilla, las hay bellas como las simétricas de la Plaza de España, antiguo Pabellón de España de la Exposición Iberoamericana de 1929, las hay históricas como la de Don Fadrique, incluso controvertidas como la Torre Pelli, actualmente en construcción.



Pero hay tres torres hermanas, de las más antiguas de nuestra ciudad, que aún están en pie y que no todas ellas son igual de conocidas. Estamos hablando de la Torre del Oro, la Torre de la Plata y la Torre del Cobre. Si, habéis leído bien, la Torre del Cobre y que aún sigue en pie. Una torre que ha sido absorbida por la actualidad, por los siglos, por el crecimiento de la ciudad y el agravio de su ciudadanía hacia ella.

Las tres hermanas son de la época musulmana de la ciudad, construidas en la primera mitad del siglo XIII, los años previos de ser expulsados los árabes de cualquier órgano de gobierno de la ciudad por los cristianos de la mano del patrón de la ciudad Fernando III apodado el santo y posteriormente convertido en ello.

La función del conjunto de torres fue simple y clara, crear un brazo amurallado que conectase la muralla defensiva de la ciudad de Sevilla con la ribera del río Guadalquivir de la ciudad por la zona sur del Casco Histórico Hispalense con la finalidad de proteger y defender el arenal de la ciudad, punto débil de la ciudad por lo blando del terreno a extramuros, debido a las consiguientes crecidas del río año tras año e invierno tras invierno. Este brazo defendía dicha parte del Casco Histórico por ser el sur la procedencia de los barcos que con las buenas temperaturas y las apaciguadas aguas del Guadalquivir atacaban cada primavera y verano las orillas de la capital del imperio musulmán.
La Torre del Cobre, la menos conocida, la hermana más pequeña de las tres, tenía probablemente la función más importante de todas ellas, que era hacer fuerte, solido e impenetrable ese muro de roca, adobe y argamasa, precisamente por esa función la Torre del Cobre estaba instalada dentro de la propia fortificación de la ciudad, es decir dentro del Casco Histórico, en lo que hoy día es la Avenida de la Constitución y durante mucho tiempo fue la Calle Génova.

La Torre de la Plata también tenía una función importante que era conectar las otras dos, por lo tanto era el enlace, la conexión y un punto clave en la defensa del arenal. Hoy día se encuentra situada en la Calle Santander, junto al antiguo Postigo o Puerta del Carbón. 



La Torre del Oro la más popular, la más famosa y la más grande, por ser la más débil precisamente por estar más alejada del núcleo de la fortificación es probablemente también la más bella de todas, coronada por dos remates de construcción posterior tras estar afectada por el terremoto de Lisboa (1755) y reparada en parte en la segunda parte del siglo XVIII por el arquitecto holandés Sebastian Van Der Borg, arquitecto de la también popular Real Fábrica de Tabacos de Sevilla.

La Torre del Oro tenía una función extra, además de la función defensiva del arenal, tenía la función de control naval, la cual se practicaba con una cadena metálica inmensa que conectaba la propia torre cruzando todo el río hasta la otra orilla del río Guadalquivir. Con esta cadena también se impedía que cualquier embarcación tuviese acceso al arenal o al puerto interior. Para acceder al interior del puerto era necesaria una clave o contraseña con forma de serie (10-20-30-40-50…), es decir un patrón que siempre y constantemente estaba en cambio, ya que semana tras semana durante todo el año se le iban añadiendo nuevos caracteres marítimos y navales para mantener la seguridad de acceso. Ese patrón se escribiría en un pedazo de papel y se mandaba a la Torre para su confirmación. En caso de ser correcto la cadena se destensaba, se hundía en el agua y las embarcaciones tenían permitido la entrada, en caso negativo eran invitadas a marcharse. Si la Torre era atacada o las embarcaciones no se marchaban de buena voluntad había hasta tres formas de contraatacar, la primera mediante disparos de armas de fuego o flechas desde las almenas y desde las estrechas ventanas que rodean toda la torre, la segunda forma era mediante la cadena, que además de tensarse y destensarse, podía balancearse destruyendo cualquier embarcación de madera y la tercera forma, en caso de que los marineros desembarcasen y tratasen de atacar la torre de forma manual, había depósitos de aceite hirviendo que podían verterse sobre sus cabezas si estaban demasiado cerca de la torre.


Hay multitud de teorías para el origen de los nombres de estas tres torres, la primera de ellas hace referencia a los aranceles y tasas que pagaban los barcos que desembarcaban mercancías o personas en el puerto una vez verificado el patrón de acceso, ya que estos aranceles se pagaban ya en época cristiana sobre el siglo XV en metales como el oro, la plata y el cobre.

La segunda teoría habla también de todos estos materiales, oro, plata y cobre entre otros, que llegaron de iberoamerica del expolio a los nativos americanos, tras el descubrimiento de nuevo mundo o tierra firme.

La tercera teoría hace referencia a la Torre del Oro antes del terremoto de Lisboa, la cual dicen que estaba recubierta de azulejos amarillo dorado por completo, como hoy luce la pequeña cúpula superior y que debido a este completo recubrimiento la torre con la luz del sol brillaba como una torre íntegramente de oro.

Esta Torre del Oro y la mencionada cadena metálica forman parte del escudo de Santander, ya que fue un marinero de esta patria el que consiguió partir la cadena y acceder al interior del puerto entre la batalla entre cristianos y musulmanes por la conquista de la ciudad


En la actualidad la Torre del Oro es un museo naval y además de recoger escritos, mapas y elementos náuticos, marítimos y navales, desde la parte superior de la torre hay unas magníficas vistas tanto del río, su rivera y Triana, como de la Catedral y el Casco Histórico.

SMYL©2014

No hay comentarios :

BUSCA EN LA WEB

BUSCA CONTENIDO EN ESTE BLOG

AQUÍ TU ACTIVIDAD

AQUÍ TU ACTIVIDAD
¡ Pregunta cómo !

Seguidores

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... cookieassistant.com